cabcabcabcabcabcabcabcabcabcabcabcabcabcabcabcab

"Antiguamente las cortinas protegían la intimidad de los nobles"

Publicado el 31/05/2013
Las cortinas son unas piezas móviles que cubren ventanas y puertas. Las cortinas pueden ser de tela, metálicas, automáticas, rusticas, manuales, térmicas, acústicas, estores, visillos, etc.
Algunas cortinas actuales incorporan filtros de rayos UVA y otras tecnologías para aislamiento acústico. Otro tipo de cortinas habituales en pueblos y zonas rurales son las confeccionadas con piezas de plástico en forma de macarrón y ganchos que se enganchan entre ellos.

Historia de las cortinas en otras épocas:

Desde siempre las personas han buscado protegerse del mundo exterior, sobre todo cubriendo puertas y ventanas. Ya en la antigua Grecia existía esta costumbre, pero aún nos podemos remontar más atrás, ya que en la antigua ciudad de Uruk (actualmente Irak) se han encontrado restos de cortinas hechas con cuentas de piedra caliza y caliza bituminosa, datadas 3.000 años a.C.
Durante la época medieval (s.V al XV) se comenzó a vislumbrar lo que sería la primera cortina, que se entendía como un aislante del frío.
Cuando empiezan a tener gran importancia es en el Renacimiento donde ganaron popularidad la seda y el terciopelo.
En el Barroco se prestó atención a la combinación de colores y muebles tapizados haciendo juego.En la época Rococó predominaron los colores pastel y a principios del s. XIII en Europa se extiende el Clasicismo con la simetría y la moderación.
En esta época surge también el dosel en las camas, con pesadas telas que protegían del frío o protegían también la intimidad de los nobles.

Las cortinas en otras culturas:

En Japón surgieron las cortinas Shoji, que se originaron por las cortinas chinas cerca del s.IV A.C, cuando se representaban sobre paredes de tumbas.
Estas cortinas que surgieron en China eran pesadas y no se movían.
Fue cuando la cortina cruzó hacia Japón cuando se hizo más ligera y versátil, como se conocen hoy en día.
En otras partes de Asia se usan habitualmente cortinas de bambú. El bambú significa “prosperidad, longevidad y protección contra las energías negativas”.
Por lo general son tiras de caña cortada, cocida y seca, que después se tejen.
Asía es el lugar donde nació este tipo de cortina, pero ahora se van extendiendo por todo el mundo como objeto decorativo y por sus ventajas: es ecológica, de fácil producción, no necesita lavarse (solo que quita el polvo), y el precio es menor a otros materiales.
En algunas zonas de Africa también se colocan cortinas de tela en puertas y ventanas para que no entren insectos y protegerse del calor y los vientos.
En otras ocasiones también se realizan cortinas con bambú o palitos de madera encadenados entre ellos, así al moverse con el viento, ahuyentan a las moscas y mosquitos.

En la actualidad:

En Europa en esta época moderna, juegan un papel muy importante en la imagen de la casa, usándose una amplia variedad de materiales, colores, texturas y cortes que dan diferentes estilos y ambientes, creando espacios cálidos y confortables, o frescos si el clima lo requiere.
El color y el tejido determinarán el paso de la luz, si estos son leves y claros tendremos más luminosidad, y si queremos lo contrario tendremos la elección de colores más oscuros y telas más pesadas.
La función que vayan a realizar determinará la composición de las cortinas que pueden ser desde velos decorativos o por el contrario, cuando se necesita más intimidad se usará el tafetán, el shantung o la seda natural, algodón, etc.
El modelo más empleado en salones y grandes dormitorios es el de dos paños más o menos barrocos. En otras estancias se suele optar por cortinas más sencillas, como las romanas, las venecianas o los estores. Actualmente tienen bastante cabida los paneles japoneses o las lamas verticales.
Los alzapaños son la forma más tradicional de recoger estos elementos textiles. Cuanto más alto los situemos, más caída tendrá la tela. Si queremos conseguir un estilo rústico utilizaremos el lino y los colores naturales como el chocolate, tierra y tonos suaves.
Los salones son los más ricos en posibilidades con tejidos finos o composiciones más complejas para compensar un cuarto sobrio. Los complementos pueden convertirse en los grandes protagonistas.
En los dormitorios es aconsejable las combinaciones que transmitan paz, colores suaves y minimalistas.
No olvidemos por último que algo tan sencillo como las cortinas, puede ayudar a cambiar completamente decoración y el ambiente.


Comenta este blog


(3 a 22 caractéres. Sólo letras, números, punto, espacio, # o @)

pcondado comentó el 02/06/2013

Rosa gracias por tu artículo, no pensaba que las cortinas tuvieran tanta historia y vinieran desde tan atrás.
Par mí siempre, las cortinas son un aspecto decorativo imprescindible para cualquier habitación de la casa, da igual el material con el que se hayan confeccionado, dan calidez, armonía, al igual que las lamparas, aunque la habitación esté vacía de muebles, a mi me proporcionan mucho confort.

Ana Íñigo comentó el 03/06/2013

Hay que ver lo que visten una habitación las cortinas, y si las hace Rosa mejor que mejor. A mí me ha cortado las cortinas de mi habitación y con la tela que sobró me hizo unos cojines para la cama. ¡Es una artista!

rosarosae comentó el 03/06/2013

Ahora me doy cuenta de lo importante que son unas cortinas adecuadas para un buen ambiente y para crear un estado de ánimo. Los colores cálidos dan mucha más alegría, os lo digo yo que ahora mi salón con las cortinas naranjas tiene la luz de un dia de primavera. Ahora incluso en invierno, tendré un lugar luminoso. Rosa me las ha confeccionado y han quedado preciosas. Gracias Rosa, te seguiremos llamando para pedirte consejo’

mercedes quiles comentó el 04/06/2013

Qué buena recopilación de datos sobre las cortinas y qué buenos consejos para utilizarlas.
Muy interesante, Rosas

MARGA comentó el 19/06/2013

Muy interesante el artículo. Y estoy contigo en que ayudan muchísimo a crear ambientes. Yo tengo que colocar las del salón y ya sabes a quien voy a llamar. Bsos.

Encarna Masía comentó el 20/06/2013

Genial! tu introducción a la cortina Rosa. Para mi siempre ha sido un elemento indispensable para crear hogar. Ya puedes tener magníficos muebles y suntuosas alfombras que como no tengas vestidas las ventanas, el espacio resultará frío y vacío. Vamos que para mi una casa sin cortinas no es hogar, como un salón sin SOFA no es salón.
¡Bravo, por que sigan existiendo profesionales de la tapicería, como tú Rosa!

crisskiss comentó el 23/06/2013

Qué gran verdad, las cortinas pueden hacer cambiar un lugar frío en un hogar acogedor. A mí personalmente me gustan los visillos que dejan pasar la luz y no recargan las paredes pero gracias a expertas como Rosa, se pueden conseguir montones de opciones. Y siempre os atenderá con una sonrisa.

Irene comentó el 26/06/2013

Gracias por enseñarnos un poquito más Rosa.
Ya sabía que eras una artista (mi cocina también lo sabe), pero encima nos ilustras, me parece muy interesante, son elementos a los que no prestamos mucha atención cuando están, pero cuando no están es como si nos faltara algo esencial.
Además me encanta conocer costumbres y la forma que tenemos de adaptar el mismo elemento a nuestros entorno o al espacio al que vivimos, una cortina no es igual en el desierto que en la Antártida.
Fantástica Rosa!!

ROSA comentó el 30/06/2013

Muchas gracias a todas por vuestros comentarios , si quereis cambiar o reformar las cortinas no dudeis en llamarme

Rosa de la Fuente

LLevo siete años viviendo en Rivas y tres años en el Banco del Tiempo. Nunca había oído un proyecto de este tipo, pero en un curso de madres e hijas una de ellas me lo comentó. Me gustó tanto que aquí estoy ofreciendo lo que mejor se hacer. Espero que necesitéis poner cortinas en casa, podeis llamarme cuando queráís.Un saludo.